septiembre 29, 2007

six drummers

La versión video-musical del aquello que leímos en la prepa: "Los secretos de una casa"

3 comentarios:

Andrea Pardo dijo...

Vaya, a veces las cositas simples, cotidianas, aburridas, ligeramente tontas y con poca utilidad, que cualquiera de nosotros podría llegar a pensar que sería mejor tirarlas a la basura pueden llegar a servir... COMO LOS NIÑOS, las coincidencias de la vida no?

Aradai Cardamomo dijo...

Viva Camilo, Pengüin!

Vil Clinton dijo...

Yo a lo John Cage la armaría sólo con una tostadora y una máquina de capuccino.